Dueño de tu mente

[prisna-google-website-translator]

Sé el dueño de tu mente, que tu mente no te domine a ti. La inteligencia emocional nos dice cómo se comportará nuestro organismo ante diferentes estímulos, nuestra mente inconsciente actuará sola y nuestro cerebro liberará diferentes sustancias en respuesta automática, muchas veces son inevitables, pero nunca son definitivas.

Es inevitable sentir miedo ante el peligro, desafío o adversidad, incluso hacia lo nuevo, pero que el miedo te paralice, no te deje actuar o se transforme en fobia, vergüenza e inactividad es tu decisión.

Las personas que tienen éxito, tienen los mismos problemas que las que fracasan. A los ganadores no les gusta hacer las mismas cosas que no les gusta hacer a los perdedores.

Nuestra existencia está conformada por estructuras: físicas, mentales, espirituales, emocionales, sociales y profesionales. Estas estructuras van deslizando nuestra vida haciendo saltar a nuestra personalidad de una conformación a la otra, permitiéndonos adaptar la forma de comportamiento adecuada para cada faceta y otorgándonos la posibilidad de un crecimiento.

Físicas: corresponden nuestra salud, hábitos alimenticios, ejercicios, estilo de vida.

Mentales: creencias, pensamientos, conocimientos, carácter.

Espirituales/sociales: arte, meditación, pasión, ayuda al prójimo, política.

Emocionales: afectos, pareja, amigos.

Profesionales: trabajo, ambición, objetivos, economía, educación financiera.

Mucha gente siente orgullo de ser pobre, la pobreza se debe a dos cosas: o eres demasiado estúpido o eres demasiado flojo ¿qué orgullo hay en ello? De igual manera, no tener relación con nuestros seres queridos por orgullo o rencor, tener sobrepeso y estar en riesgo de enfermar o ser demasiado ignorantes por nunca leer un libro ¿qué orgullo hay en ello?

Subestimar las estructuras que conforman nuestra existencia y creernos listos o inteligentes por dejar alguna de lado para no tener que esforzarnos un poco más, no nos conducirá a aumentar nuestra autoestima, como tampoco nos otorgará ningún tipo de motivación. Si en alguna de estas áreas estamos desarmonizados, debemos cambiar los pilares de cada una de ellas.

El éxito está siempre en construcción, la meta alcanzada no tiene propósito sino se tienen metas después de las metas. No me tienes que creer a mí, a mí en realidad no me tienes que creer nada, tienes que creer en ti mismo. La verdadera inteligencia es mantenerse feliz, se resuelva o no el problema, se logre o no el objetivo.

El verdadero éxito es disfrutar del proceso, estar en armonía con el viaje, no con la meta.

La Superación Personal se aplica de todas maneras, sino estás aplicando las técnicas que te conducirán al éxito, entonces sí o sí, estás aplicando las técnicas que te conducen al fracaso. t