El cerebro sistematizado

[prisna-google-website-translator]

Poseemos ciertos reflejos y conformaciones mentales que satisfacen varios delicados sistemas de canales neuronales. Esto lo hace la mente subconsciente para alivianarle el trabajo a la mente consciente. Vamos a enumerarlas de manera sistemática:

1. Sistema de Creencias:

Lo que creo que puedo o no realizar, la forma en que veo el mundo a mi alrededor, todo eso va a conformar mis creencias. Encontré tres tipos de creencias predominantes que van a encerrar al resto y que voy a especificar a continuación:

Creencias lógicas

Van a guiar un razonamiento erróneo, forjando emociones, acciones y resultados desfavorables.

No se corresponden con la realidad, nunca nos detuvimos a analizarlas, las escuchamos y simple-mente las aceptamos.

a) La gente que deja de fumar se enferma más.

b) Los que se suicidan son cobardes.

Creencias emocionales

Las creencias emocionales nos destruyen por dentro y desconectan de la realidad a nuestras emociones.

a) Uno no elige de quién se enamora.

b) A mí me papá me golpeaba y yo salí bien.

Creencias sociales

Impiden mi crecimiento, me desasocian de la realidad, me alejan de mi potencial y mi desarrollo personal, social y económico, por creer que esas cualidades no me pertenecen.

a) Los ricos ya nacieron ricos.

b) Los ricos son malos.

c) Los genios fueron tocados por una varita mágica.

2. Sistema de Neuroplasticidad:

La plasticidad sináptica es una propiedad desencadenada por el funcionamiento de las neuronas cuando establecen conexión entre ellas. Esta dinámica va dejando una huella que modifica la percepción de la siguiente secuencia, este proceso hace que nuestro cerebro esté en constante modificación. Nueva información recibida puede servir de estímulo para que el cerebro cree nuevos canales neuronales o modifique y reorganice los anteriores.

Debido a este descubrimiento se le permitió a la ciencia establecer la premisa de que mientras más ejercitamos nuestras capacidades mentales, más las desarrolla-remos.

Los seres humanos disponemos de seis facultades intelectuales:

a) Percepción.

b) Voluntad.

c) Imaginación.

d) Memoria.

e) Intuición.

f) Razón.

Cada una de estas facultades debe ser ejercitada de manera persistente. Y en la medida que más las desarrollemos, nuestro cerebro se volverá no solo más dinámico, con mayor capacidad de desenvolverse y resolver problemas, sino más creativo, y con una mayor capacidad de absorber información y retentiva.

3. Sistema de Ordenamiento mental:

Este sistema se refiere a cómo se organizan los pensamientos, un número de teléfono tiene X cantidad de dígitos, pero hay que marcarlos en orden para que nos comuniquen con la persona que queremos hablar.

Nuestra mente funciona de la misma manera, esto tiene que ver con nuestras prioridades, con la forma de ordenar las cuestiones y que la mente no se pierda en divagues, no podemos pensar en viajar y luego sacar los boletos, porque esta es la manera en la que las cosas fracasan. Cuando están en nuestra cabeza de manera desordenada, entonces el cerebro no las entiende y nos lleva a cualquier sitio, lo mismo que si marcamos un número telefónico desordenado nos comunicará con la persona equivocada o con nadie.

4. Sistema Armónico:

La mente tiende a armonizar. Esto quiere decir, que si tenemos pensamientos negativos, la mente va a emprender acciones y atraer situaciones que estén en armonía con eso que tengamos en nuestra cabeza, porque nuestra mente subconsciente identifica o considera que eso es lo necesario, lo importante, y solo querrá más de eso.

5. Sistema de Activación Reticular:

También conocido como filtro reticular, está compuesto por varios circuitos de neuronas que conectan el tallo con la corteza cerebral. En cualquier momento, el cerebro está recibiendo y procesando 4 millones de porciones de información. La mayoría de estos fragmentos de información, no atañen a las soluciones que el cerebro tiene que encontrar, por lo que va a filtrarla solo dejando a consciencia aquella que le resulte útil en la supervivencia o en los objetivos que le hemos impuesto.

Si yo te preguntara ¿cuánto de lo que aprendiste ayer puede servirte para programar una red social?

Seguramente la respuesta será: nada, porque tu cerebro ayer no estaba buscando cómo programar una red social.

Lo que sucede con este sistema es que solo le presta atención a lo que tiene en mente. Si una cámara hace un paneo sobre un estadio de futbol donde hay miles de simpatizantes con banderas con el nombre de la localidad a la que pertenecen, pasarán de largo para tu cerebro todas ellas, solo prestará atención si en una de esas banderas está escrito el nombre de tu ciudad o el de una que frecuentas.

6. Sistema de Error:

Nuestra mente tiene una funcionalidad que se llama sistema de error. El cerebro está segregando diferentes niveles de dopamina casi constantemente. La dopamina es una sustancia que se libera con cada situación placentera que experimentamos. Cuando vamos a tener sexo, el cerebro libera dopamina; cuando un drogadicto va a consumir una droga, el cerebro libera dopamina. Esta sustancia nos avisa que una situación de bienestar se aproxima. Cuando algo malo está por ocurrir, pareciera que el cerebro ve el futuro, pero no es así, la suma de nuestras experiencias están almacenadas en nuestro sistema límbico y el cerebro hace una recorrida inmediata y saca un cálculo para determinar que por una serie de variables ambientales o psíquicas, algo malo está por ocurrir, entonces baja los niveles de dopamina y sentimos un malestar que no podemos especificar, pero nos hace saber que hay algo que no está bien.

7. Sistema de Pregnancia o de la buena forma:

El cerebro tiende a adoptar la mejor forma de todo, por eso vemos a una persona de espaldas y asumimos que es atractiva. Esto nos dice que el cerebro tiende siempre a esperar los mejores resultados.

8. Sistema de Cierre:

Percibe formas completas aunque estén inconclusas, por esto es que no distinguimos errores tipográficos, o si faltan letras o están desacomodadas, el cerebro tiende a acomodarlas para que tengan un sentido.

En un cuadro impresionista, la mente arma el dibujo.

9. Sistema de Semejanza:

Percibe lo que es similar como un conjunto homogéneo, por eso nos parece, por ejemplo, a los occidentales que los japoneses son todos iguales, porque a menos que nos relacionemos con ellos y formen parte de nuestro círculo, nuestra mente los va agrupar nos guste o no.

10. Sistema de Pereza:

El sistema de pereza es una barrera funcional que hace que cuando nuevas ideas surcan nuestra mente, nuestro cerebro las va a aniquilar anteponiendo todo tipo de pensamientos limitantes que fue recogiendo a lo largo de su vida y que establecieron un mecanismo para obligarnos a que abandonemos.

Estos son límites mentales que se fueron fijando en nuestro cerebro automático para dar respuestas instantáneas a las circunstancias que nos rodean, están establecidos en nuestra forma de pensar, y van a condicionar todo nuestro comportamiento.

La mente y el cuerpo trabajan en conjunto, y ambas son perezosas.

Tu cuerpo y tu mente no quieren hacer nada, solo buscan el camino de menor resistencia que detallaremos en un momento. Intentarán poner todas las excusas posibles para evitarnos pasar a la acción.

En primer lugar desestimando este tipo de pensamientos o ideas nuevas:

Es una locura.

No se puede hacer.

Seguro ya está inventado.

Si llegará a atravesar la argumentación mental, entonces el organismo empleará sus últimos recursos para que desistamos de ponernos en marcha.

Estoy viejo para hacerlo.

Empiezo mañana.

Ahora tengo otras ocupaciones.

El sistema de pereza implica dos factores que van a acompañarlo:

Camino de menor resistencia

El primero de estos factores es el camino de menor resistencia. Los caminos en la antigüedad eran irregulares y zigzagueantes por la sencilla razón de que una persona caminaba por la naturaleza siguiendo el camino que menor resistencia le ofreciera a su paso. Esquivaba lagos, rocas, árboles, etcétera. De esta misma manera trabaja tu mente. Sigue el mismo surco día a día, es el camino que menos le cuesta. Habla con las mismas personas, escucha la misma información, hace las mismas cosas y tiene los mismos pensamientos una y otra vez.

Por ejemplo, en la queja, nos quejamos sobre cosas que no podemos cambiar, y pasamos a programar la mente para la queja, ¿por qué hacemos esto? Porque la queja no requiere soluciones, no obliga a la mente a trabajar, entonces como la mente es perezosa, va a preferir quejarse a buscar soluciones.

Una vez que empezamos a quejarnos, la mente va a buscar quejarse siempre. Porque este es el camino de menor resistencia que encuentra.

Gratificación inmediata o sesgo de inmediatez:

Hace 5 millones de años, un ser humano iba por la naturaleza y encontraba una fruta y se la comía. Porque la mente no está programada para el éxito, no está diseñada para ahorrar o para invertir. Si se le diera a elegir a una persona entre 100 dólares hoy o 101 dólares mañana, elegiría sin dudarlo los 100 dólares hoy mismo, porque estamos condicionados por lo inmediato.

11. Sistema de Anclaje:

El anclaje es la asociación automática entre el estímulo y la respuesta.

Es lo que me hace tener hambre en una hora determinada del día, lo que me hace emocionar cuando oigo una canción, me transporta a un recuerdo cuando percibo un olor.

La mente no conoce la diferencia entre la realidad y la ficción por eso cuando, por ejemplo: percibe miedo, envía diferentes señales al cerebro, en este caso segregando adrenalina. Este neurotransmisor genera ciertas alteraciones a nivel orgánico. Y aunque el estímulo sea real o imaginario el cerebro va a enviar las mismas señales. Esto ocurría con los famosos perros de Pavlov.

Para llevar a cabo el anclaje, en un momento en que nos sentimos bien, recibimos una buena noticia o logramos algún objetivo, podemos pellizcarnos o percibir un aroma como marcador de ese momento que queremos evocar. De esta manera cada vez que nos sintamos mal volvemos a tocar ese punto que hemos marcado para recobrar esa sensación.

12. Sistema de Actividad mental:

Todos los pensamientos que tienes y que no eliges tener, que llegan a ti dependiendo de la vibración en la que opere tu mente, del tipo de pensamientos que genera tu cerebro a través de tu mente subconsciente buscando lo que ya tiene almacenado, conforman el Sistema de Actividad Mental. Es muy importante tener un cierto control del tipo de pensamientos que dejamos ingresar a nuestra mente controlando lo que ponemos en ella.

Pero más específicamente prestar atención al nivel de vibración en la que opera nuestra mente, es decir a los canales que elegimos adoptar. Si elegimos canales negativos, nuestro cerebro operará en negativo y solo nos visitarán ideas que desembocarán en conclusiones negativas. l